Comenzó la zafra lanera con menor volumen en la historia


En 2010, el rubro ovino exportó por US$ 340 millones

Uruguay (Tacuarembó) - El Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) realizó ayer en la Rural de Tacuarembó el lanzamiento de la cosecha de lana 2011, que será la más baja de los últimos 100 años al estimarse en 32 millones de kilos (el año pasado se produjeron 35 millones de kilos).
No sólo Uruguay redujo su stock ovino, también lo hicieron otros productores mundiales como Australia y Nueva Zelanda. Sin embargo, el presidente del SUL, Joaquín Martinicorena, aseguró que el país está en inmejorables condiciones para comenzar una recuperación del stock y destacó que pese a la baja de las existencias, se mantiene intacta la "cultura ovina" y la vocación de muchos productores por la oveja.
Martinicorena destacó que a pesar de la caída del stock, el rubro "aportó al Uruguay US$ 340 millones por concepto de exportaciones. Ese monto está distribuido en 53 mercados distintos para la lana y en el caso de la carne en 33 países".



Para Marcelo Secco, director de Operaciones de Tacuarembó/Marfrig -quien habló en representación de la industria frigorífica- "estamos en condiciones inmejorables para empezar un proceso de recuperación del stock y de competitividad en el uso de la tierra con otros sectores como hace muchos años no podíamos hacer".
El industrial recordó que hace dos años hablar de la oveja era "depresivo", pero hoy se puede decir "con propiedad que el cordero uruguayo está a la par con el que se produce en el resto del mundo".
Secco reclamó que se continúe trabajando "en el acceso político-sanitario para destrabar el ingreso de carne con hueso en la Unión Europea e Israel y así poder competir en mejores condiciones".
La apertura de esos mercados para la carne con hueso es un viejo anhelo de la producción y de la industria frigorífica local.
Por eso, de cara a un futuro promisorio, el presidente del SUL exhortó a los productores a "incrementar la cantidad de corderos" y a esperar "un quiebre en el stock, a partir de este año, por la valorización de la carne ovina y de la lana que está en niveles de precios que no se veían, ni lo imaginábamos hace un par de años" .
INDUSTRIA FUERTE. Por su parte, Facundo Ruvira (Tops Fray Marcos), aseguró en representación de la industria textil que "a pesar del contexto de crisis internacional, la cadena textil lanera está en un momento de redefinición en el mundo y estamos pasando por un momento de revalorización".
Mientras tanto, a nivel local, consideró que se está muy fuerte, porque "tenemos un grupo de productores comprometidos con la producción ovina, hemos mantenido y mejorado la majada en su calidad y tenemos un nivel de profesionalización que es orgullo para el país".
Hoy se da el caso de que hay esquiladores uruguayos que están siendo contratados para trabajar en la Unión Europea.
Reflexiones. En tanto el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, tras inaugurar la zafra, hizo algunas reflexiones sobre la oveja. Aguerre recordó que la carne ovina fue el producto que más subió de precios en todo el mundo. "El kilo de cordero vale hoy 35% o 40% más que un kilo de novillo y esa condición de mercado, históricamente, nunca se había dado".
Por otra parte, el jerarca destacó las oportunidades que surgen para colocar más carne ovina uruguaya en el mundo. "El mundo que emerge hoy es Asia, que tiene un consumo totalmente desconocido de carnes, pero principalmente de carne ovina y eso nos permite pensar que hay un buen escenario para la producción", indicó.
Aguerre recordó que en la década del `90 había en el mundo 1.200 millones de ovinos y en 2003 el volumen se había reducido a 1.000 millones de cabezas. En 13 años se perdieron 200 millones de ovinos y la producción de lanas se redujo -entre 1991 y 2007- de 3.300 millones a 2.000 millones de kilos. En forma proporcional, cayó más la producción mundial de lanas que la cantidad de ovinos.
Pero más allá de las oportunidades que se darán en el mundo a futuro, el ministro destacó la potencialidad del Uruguay. "La existencia de una buena genética uruguaya y la cultura del ovino que hay en el país, son dos claves que tiene el Uruguay y por suerte, vivimos en un país en donde la gente tiene opciones para elegir en dónde trabajar", sostuvo al dejar inaugurada la zafra de esquila 2011.

Fuente: El País

Papas que se adapten al cambio climático serán una realidad

Un proyecto internacional busca identificar y desarrollar nuevas variedades del tubérculo para hacer frente al cambio.

Bajo el nombre de Clipapa, ocho entidades especialistas en la investigación de la papa se unieron con el fin de desarrollar nuevas variedades de papa resistentes a los efectos del cambio climático, así como identificar las variedades ya existentes más óptimas para resistir estos efectos.



Las ocho instituciones que conforman el consorcio pertenecen a siete países: España, Ecuador, Argentina, Bolivia, Perú, Costa Rica y Uruguay; y son lideradas por El Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, Neiker-Tecnalia.

Básicamente lo que se busca es elegir las variedades que tengan un buen comportamiento y desempeño ante condiciones adversas (como la sequía, las heladas, las plagas y las enfermedades) y, más adelante, desarrollar variedades que tengan estas condiciones de resistencia.

La disponibilidad de variedades apropiadas para afrontar condiciones ambientales adversas ayudará a asegurar el suministro de alimentos en zonas deprimidas, principalmente de América del Sur. Además, mejorará la competitividad del cultivo de papa, aumentará la superficie dedicada a este tubérculo y diversificará la producción agraria.

Así mismo, el cultivo de variedades adecuadas aumentará los ingresos de los agricultores, contribuyendo así al desarrollo sostenible, la soberanía alimentaria y al incremento de la calidad de vida.

Identificar y desarrollar variedades que necesiten menos cantidad de agua para su desarrollo supondrá un importante ahorro de este recurso natural, cada vez más escaso. Igualmente, las variedades resistentes a enfermedades de la papa –como el ‘Tizón tardío- beneficiarán directamente a la salud humana y al medio ambiente, ya que se reducirá el uso de fungicidas.

Por otro lado, la resistencia de la papa a las bajas temperaturas es un componente fundamental para no perder cosechas a causa de las heladas, lo que permitirá contribuir al sustento alimentario de muchas poblaciones en todo el mundo.

El proyecto cuenta con un presupuesto de 743.000 euros, financiados por el Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria (Fontagro) del Banco Interamericano de Desarrollo y por las instituciones que, junto a Neiker-Tecnalia, participan en este programa.

Importancia de la papa en el mundo

La papa es un producto clave en al cadena alimenticia mundial, sin embargo, su cultivo se está viendo afectado por el calentamiento global, los sucesos climáticos extremos y la expansión de plagas y enfermedades.

Esta situación resulta especialmente grave en aquellos países donde la papa constituye la base alimentaria de la población y es uno de los pilares su estructura económica y social.

Fuente: Rdipress

Limpieza del Caballo


Los caballos que viven en un box deben ser aseados a diario. Para quitarles el pelo suelto, la suciedad y mantener una higiene básica.

No nos lo tomemos como una obligación y un fastidio. Es algo que forma parte de aprender a tratar con caballos. Durante esa media hora o cuarto de hora estamos entablando una amistad con el caballo, nos presentamos ante él. El caballo es muy sensible a las sensaciones. A través de la limpieza el caballo se familiariza con nosotros, aprende a respetarnos y le invitamos a que confié en nosotros.



Metodología:
Antes de montar: Le colocamos la cabezada de cuadra y lo llevamos al lugar donde vamos a limpiarlo.
Primero limpiamos los cascos con un simple limpia cascos sin olvidarnos de la zona de la ranilla. La limpieza del casco es importante porque es una zona donde pueden clavarse objetos produciendo heridas de gravedad; ademas en ellos se suele acumular estiércol, lo que los convierte también en un foco de infección si no están perfectamente limpios.
Después de limpiar los cascos, para cepillar al caballo utilizamos primero la almohaza moviéndola en círculo enérgicamente para sacar bien la suciedad y seguidamente pasamos el cepillo a favor del pelo. Este paso es importante, ya que al limpiar el pelo de sudor seco y suciedad, evitaremos muchos problemas en la piel del caballo. Tambien se usa un peine para desenredar la crin y la cola del caballo.

Después de montar: Es importante darle una ducha a la zona inferior de las patas siempre desde el casco hacia arriba (en invierno) y en verano ducharlo entero. Es importante, aunque haga frió, lavarle bien las manos y los pies después de haber montado al caballo, ayuda a enfriar los tendones y a relajarse después del esfuerzo, y se pueden evitar posibles lesiones.

Si hemos duchado al caballo completamente es recomendable usar un limpia sudor para escurrir el agua.

Fuente: Cuenca Rural

Alur encara nuevo plan de girasol con destino a la producción de biodisel


URUGUAY : Alur comenzó a difundir el Plan Girasol 2011-2012 con destino a la producción de biodiesel, procurando establecer contactos con productores y organizaciones, como ya se ha venido haciendo hasta el momento, con los contratos de sorgo, canola y soja. El contador Mauricio Salvatierra, gerente en Paysandú, junto a los ingenieros agrónomos Juan Pablo Silveira y Alvérico Banquerque, brindaron detalles del nuevo plan.

e puede obtener biodiesel a partir de girasol, colza, soja y cebo vacuno. "Nuestra prioridad es el girasol porque es una materia prima con un potencial de producción de aceite muy importante y una harina de muy buena calidad. El rendimiento de aceite es de aproximadamente 35% y de harina, de aproximadamente 40%. De todas maneras, se están haciendo contratos de soja y colza", explicaron.



En esta primera etapa se producirán 16.000 toneladas de biodiesel al año, equivalente al 2% de consumo de gasoil en todo el país. "Si la producción es en su totalidad a base de soja, se precisarán aproximadamente 100.000 toneladas de esta grano, y si es en base de girasol y canola, estaríamos hablando de aproximadamente 46.000 toneladas".
Respecto al precio del grano, lo que se intenta es reflejar el valor regional del girasol, a través de una fórmula transparente que toma los valores de aceite de soja Chicago y la harina de girasol FOB argentino, dependiendo 100 por ciento del mercado internacional.
"El productor o distribuidor puede estar informado diariamente del precio e ir fijando volúmenes de venta cuando lo vea conveniente. A su vez, hay un precio mínimo establecido que es de 400 dólares por tonelada. También está la posibilidad, en aquel distribuidor u organización que quiera, de que le paguemos un determinado porcentaje del grano entregado, con harina de girasol a un precio diferencial. En este caso, quizás podría abaratar flete llevando girasol y retornando con harina".
En cuanto a la financiación, Silveira, del departamento técnico de Alur Paysandú, expresó que existe "la posibilidad de adelantos de insumos como glifosato, semilla, fertilizante (18-46-0; Urea) y combustible. Aunque se evalúa en cada caso la situación, aproximadamente 280 dólares la hectárea.

La empresa
Alur es una empresa agroindustrial ubicada en el norte del país –Bella Unión-- con producción de etanol y azúcar (en base a caña de azúcar) aunque se explora la posibilidad de trabajar con sorgo dulce. También está la unidad de negocios en Paysandú que se dedica actualmente a la elaboración de alcoholes potables en base a melaza, que es un sub producto de la caña de azúcar y también se hace alcohol en base a cereales. La tercer unidad de negocios está en el sur, haciéndose biodiesel en base a oleaginosos, trabajando con girasol, soja y colza.
En planes de expansión de sus operaciones y actividades, "la empresa tiene dos proyectos muy interesantes", dijo Salvatierra. "Uno es la fase 2 de biodiesel que implica la ampliación de la capacidad y otra es la fase 2 de bioetanol, que involucra directamente a Paysandú y su zona de influencia".
Para el biodiesel se está duplicando la capacidad de molienda y por ende la capacidad de producción, lo que determina la mayor cantidad de materia prima. Se trabaja con soja y girasol y en cultivos de invierno con colza, para lo cual ya hay experiencias de la empresa con productores.
"Un proyecto muy interesante para la zona de Paysandú, es el proyecto espacio bioetanol, para lo cual ya está encaminándose la selección para un proveedor final para instalar la nueva planta la cual estaría pronta para fines de 2013", dijo.
"Hoy en día tenemos una planta que consume 11.000 toneladas de sorgo al año, una cantidad relativamente pequeña para la cantidad de sorgo en Uruguay. Pasaremos a una capacidad de consumo de 200.000 toneladas al año, lo que implica aproximadamente unas 50.000 hectáreas".
Significó que es una planta flexible, "que puede trabajar con otras materias primas como maíz, trigo y cebada, pero principalmente es que sea con sorgo y un 20% de maíz".

Desafíos
Banquerque, quien trabaja en el área agroindustrial de Ancap, habló de los desafíos. "En el año 2005 teníamos en Paysandú la posibilidad concreta de la planta que se venía postergando en la búsqueda de soluciones. Estas vinieron y hoy estamos a pocos días de tomar la decisión de la construcción de una planta 15 veces mayor a la que tiene Paysandú, por lo que es imaginable el impacto agrícola que tendrá en el departamento".
Manifestó que "hay mucha conformidad con la evolución del estudio de la problemática industrial para Paysandú, por lo que estamos satisfechos por las decisiones que viene tomando el Directorio de Ancap".

Fuente: El Telegrafo

Una herramienta para multiplicar la eficiencia operativa


Técnicos del INTA presentaron el programa “CobCal v2.1” que calcula la cobertura vegetal de un lote en forma rápida, sencilla y eficaz.

La regulación de los equipos pesados en el campo, en general, está ligada a la cantidad de rastrojo, malezas o materia verde presente en el lote. Para caracterizar los diversos escenarios que se dan en un lote, los hermanos Ferrari del INTA Concepción del Uruguay –Entre Ríos– desarrollaron el software CobCal v2.1, una herramienta que calcula de forma rápida, sencilla y eficaz los porcentajes de cobertura.



Para Hernán Ferrari, especialista en mecanización agrícola de esa unidad del INTA, la cobertura vegetal es una de las variables que determina la aptitud operativa y de campo de la maquinaria agrícola, por lo que “la medición y el seguimiento aportan información que favorece la regulación de los equipos”.
CobCal basa su funcionamiento en la colorimetría –medición y cuantificación de colores–; es un aporte a la eficiencia operativa de la maquinaria agrícola y una herramienta para llevar un control más preciso de los factores sanitarios, poblacionales y productivos del cultivo en desarrollo.
Martín Ferrari, técnico y desarrollador del software, explicó que “el programa analiza fotos digitales de la superficie del lote, proyecta la porción aérea de la planta sobre el suelo, calcula y expresa en porcentaje el índice de cobertura”.
Cecilia Ferrari, especialista en ingeniería en calidad del INTA Concepción del Uruguay, puntualizó sobre la importancia de medir el nivel de malezas existentes en el lote, antes de la cosecha, para lograr una mejor calidad de trabajo de la maquinaria y del grano obtenido.
En este sentido, Hernán indicó que “el ingreso de material no deseado –como malezas– a la cosechadora entorpece el trabajo de los sistemas de corte, alimentación, trilla, separación y limpieza de la máquina”. Además, el mal funcionamiento produce un nivel mayor de daño en el grano, incorpora materia extraña en la tolva, genera más desgaste de cuchillas y puntones, reduce la durabilidad de los sistemas de transmisión y aumenta el consumo energético.
Asimismo, CobCal también es útil al momento de la siembra debido a que colabora con la determinación del crecimiento inicial de las plantas. “Una buena distribución de siembra, de acuerdo al stand de plantas previsto, sumado a un crecimiento inicial óptimo permite una mejor competencia contra las malezas”, expresaron los técnicos.
“Conocer la cobertura y distribución del rastrojo –agregó Cecilia– le permitirá al productor mejorar la distribución de la materia orgánica y, de esta manera, hacer más eficiente el trabajo de la máquina durante la siembra, además de aportarle información para evitar la erosión del suelo.”
Según ensayos realizados en esa unidad del INTA, en comparación con el método tradicional de cálculo –el de los cuadrados a campo–, CobCal v2.1 resultó más rápido y preciso en la estimación de los índices de cobertura vegetal.
El nuevo software está destinado a productores, contratistas, profesionales y estudiantes que requieran evaluar la cobertura vegetal del lote sobre el cual trabajarán. La aplicación está completamente disponible y puede descargarse desde www.cobcal.com.ar.

Fuente: Cadena3

Yendo más allá de la soja


Brasil es un jugador clave en el mundo también en caña de azúcar y algodón. El fenómeno, “in situ”.

El indiscutible liderazgo de Brasil en producción de caña de azúcar y el posicionamiento entre los principales productores globales de algodón son motivo suficiente para que el país sea un lugar donde grandes marcas mundiales presentan sus productos para estos negocios. Así sucedió durante la última edición de Agrishow 2011, la megamuestra del campo brasileño que se llevó a cabo en el estado de San Pablo.


La historia reciente del algodón en el país vecino demuestra el impacto que tuvo la aplicación de tecnología. Los archivos de la Conab (Comisión Nacional de Abastecimiento) revelan que los rendimientos promedio de algodón bruto por hectárea saltaron de 430 kilos en la campaña 1976/77 a 3.634 en 2009/10. Y, según datos del USDA, en la campaña 2008/09 Brasil se posicionó al tope del ranking mundial en rendimiento de fibra, con un promedio de 1443 kg/ha (seguido por China con 1310kg y EE.UU. con 911).
Sin embargo, el verdadero boom es el de la caña. Impulsada por la industria del etanol, con el que se abastece tanto a automóviles como camiones y aviones, el área sembrada se duplicó en 20 años (de 4,3 millones de hectáreas en el ciclo 1991/92 a 8,9 millones en 2008/09, últimos datos oficiales disponibles completos).
En el mismo período la producción de azúcar saltó de 7,4 a 31,3 millones de toneladas, mientras que la elaboración del biocombustible creció de 11,5 a 27,6 millones de metros cúbicos. Los datos del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior revelan, además, que de los 64.800 millones de dólares que ingresan a Brasil por agroexportaciones, el 15% corresponde a las ventas de azúcar y etanol.
En este marco, en Agrishow varias marcas pisaron fuerte, mostrando que en algodón, pero principalmente en caña de azúcar, y apostando luego en un tema estratégico como el etanol y los biocombustibles, Brasil tiene un gran dinamismo y liderazgo.
Dos novedosos desarrollos exhibió la norteamericana John Deere: la cosechadora de algodón 7760, que enfarda la fibra en lugar de volcarla en un carro; y la plantadora de caña Greensystem PP1102, que se conjuga con la tecnología Plene, de Syngenta, que provee semillas de una yema protegida contra enfermedades.
La cosechadora 7760 responde a “la principal preocupación de la producción brasileña”, según lo definió el Ministerio de Agricultura, que es conseguir la mejor calidad de fibra “para atender las exigencias de la industria nacional y los clientes externos”. 
Trabaja con sistema “Picker”, que tira de la fibra en lugar de arrancarla, como el más conocido “Stripper”, además de revolucionar el trabajo en el campo gracias al novedoso sistema que enfarda el algodón en rollos en lugar de ir volcándolo en un carro o camión. La herramienta cuenta con una capacidad de operación superior en 50/60% a una convencional y, a una velocidad de cosecha de 5 o 6 km/h, en una zafra de 60 días puede levantar entre 1.500 y 1.700 hectáreas
Los fardos, que pesan unos 2.500 kilos y salen envueltos en un film que los protege de la intemperie, se mueven con un pinche como si fueran de pastura.
 
Al evitar la diseminación de fibra por los campos, como ocurre cuando se transporta en camión, el sistema también previene la proliferación del picudo algodonero.
Por su parte, la plantadora de caña Greensystem PP1102 combina el menor peso del implemento, de sólo un tercio respecto de las máquinas usadas comúnmente, con las semillas de una yema desarrolladas por Syngenta con tecnología Plene, que vienen protegidas contra insectos y enfermedades. 
Al ser más liviana y usar semilla de apenas 4 centímetros (las comunes miden 40) logra reducir el volumen necesario para sembrar una hectárea de 16 o 18 toneladas a sólo 1,5 o 2. El sistema redunda en el uso de máquinas más chicas, menos mano de obra y en una simplificación de todo el proceso de siembra.

Liderando el agroenergético
Datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas indican que en 2009 casi el 90% del etanol producido en Brasil se destinó al consumo interno (10 millones de automóviles lo usan). La caña de azúcar abastece el 18% de la matriz energética nacional. El remanente de biocombustible, por un valor de 1.300 millones de dólares, se exportó principalmente a Europa (28,7%), Jamaica (11,4%), Corea del Sur (10,4%), EE.UU. (10,1%), India (9,4%) y Japón (8,1%).
Aunque el crecimiento de la caña de azúcar llevó a Brasil a ser el segundo productor mundial y el primer exportador de etanol, ya que coloca su excedente en 48 mercados, la preocupación por el medioambiente impulsa la investigación de otras fuentes para su elaboración.
Por ejemplo, biomasa lignocelulósica como el bagazo, hojas o puntas de la caña de azúcar (que puede incrementar entre 30% o 40% la producción de biocombustible por hectárea) o incluso pasturas como capim-elefante, brachiarias, panicum o árboles de crecimiento rápido. Son los llamados “biocombustibles de segunda generación”.
El objetivo es evitar la deforestación y la competencia por la tierra de los cultivos energéticos con la producción de alimentos, además de conseguir materia prima más barata.
Embrapa, la reconocida Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria, dependiente del Ministerio de Agricultura, a través de su área de Agroenergía, estudia estas posibilidades. Sus técnicos comentaron en Agrishow que “hoy el mayor porcentaje de etanol se consigue con capim”, por su rápido ciclo productivo y el gran volumen de celulosa que genera.
Otra alternativa que estudian es usar sorgo azucarado para realizar una “safrinha” entre enero y abril, período en el que se frena la zafra cañera. Hoy, este cultivo está en condiciones de generar 70 litros de etanol por tonelada de biomasa.
Fuente: Clarin

El crédito al agro creció 7% en el semestre y alcanzó a US$ 1.216


Perspectiva. Principales bancos prevén que siga aumentando la colocación

Los créditos que tomó el sector agropecuario del sistema bancario crecieron 7,3% el primer semestre. Algunos lo hacen para poder concretar inversiones o proyectos de largo plazo y otros para financiar la compra de insumos para sus cultivos.

El crédito concedido al sector agropecuario por el total del sistema bancario alcanzó los US$ 1.216 millones en junio de 2011, constituyendo el 11,5% del total de los créditos al sector no financiero a esa fecha, según datos publicados por el Banco Central (BCU).



En comparación con diciembre, el crédito agropecuario creció 7,3% o, lo que es lo mismo, US$ 83 millones. Este incremento es similar al que se observó en igual período del año anterior, en el que el crédito había aumentado en US$ 85 millones hasta totalizar US$ 979 millones a junio de 2010.


Por su parte, en el último año móvil cerrado a junio, los préstamos al sector agropecuario se incrementaron en US$ 237 millones, lo cual significó un aumento de 24,2% respecto a los créditos otorgados un año atrás.

En el análisis mensual, en el primer semestre del año la mayor suba se dio en abril, cuando los préstamos se elevaron en US$ 42 millones, o su equivalente 3,7% en relación al mes anterior.

De esta forma, el sector agropecuario es el tercero en importancia en términos de créditos concedidos, con un 11,5% del total de créditos. En primer lugar se encuentran las familias, con un 38,2% de los créditos y luego la industria manufacturera con un 16,5%. Por detrás del sector agropecuario se encuentran el comercio y los servicios, ambos con 10,6% sobre el total de créditos.

Si se compara con lo sucedido un año atrás, la cartera de créditos es similar.

BUENA PERSPECTIVA. Los bancos consultados por El País indicaron que las expectativas para el segundo semestre son auspiciosas.

Es que en la primera mitad del año cosecharon incrementos significativos en la colocación de préstamos. "Frente a igual período del año pasado, estamos 33% por arriba en préstamos nuevos", dijo a El País la gerente ejecutiva de la División Agropecuaria del Banco República, Sylvia Naveiro. Indicó que el año pasado se había registrado un crecimiento similar en el primer semestre.

En cuanto a los montos promedio de los préstamos, dijo que es difícil estimarlo, pero que van desde US$ 3.000 hasta US$ 35 millones. "Si bien suena como un disparate de plata, en las empresas muy grandes esa cifra no es relevante en su facturación", señaló.

El Banco República viene apostando los últimos años a financiar las compras que los productores realizan para cultivar, por lo que el plazo promedio de los créditos se ubica en el entorno de un año. "Desde el año pasado y el anterior ya veíamos que la gente pedía préstamos de corto plazo", dijo Naveiro. Así, muchos productores toman créditos para poder hacerse de semillas y fertilizantes para preparar la tierra.

No obstante, muchos toman créditos a mayor plazo para poder financiar la compra o alquiler de maquinarias o de campos. "Muchos se endeudan porque son contratistas de maquinaria", dijo Naveiro.

En tanto, el banco Santander percibe que "el volumen de créditos al sector agropecuario continúa en franca expansión", según dijo a El País el gerente de Agronegocios, Fernando Martínez. Lo atribuyó al buen desempeño del sector y a su "necesaria intensificación" para ser más eficiente y mejorar su productividad. En este caso, se percibe un aumento en los plazos de los créditos relacionados con inversiones, "fundamentalmente con la cantidad de proyectos a largo plazo que se están desarrollando", indicó.

"Las perspectivas son sumamente interesantes", dijo Martínez. Santander espera un crecimiento sostenido en lo que resta del año. "La financiación de maquinaria, insumos y ganado se perfilan como los pilares que sostengan este muy buen desempeño que está mostrando el sector", añadió.

Los préstamos que toma el sector son casi en su totalidad en dólares, ya que es la moneda en que los productores perciben sus ingresos.

OTROS SECTORES

Comercio y construcción

crecimientos similares

Los préstamos bancarios para estos sectores subieron 11% y 12%, respectivamente. El comercio totalizaba US$ 1.122 millones en créditos a junio y en la construcción eran US$ 180 millones.

Servicios

AUMENTO ACOMPAÑÓ AL AGRO

El crédito con destino a los servicios creció 7,1% en el semestre, una tasa similar a la del sector agropecuario. No obstante, suman un monto menor a junio (US$ 1.120 millones).

Familias

EL DE MÁS PESO EN EL TOTAL

Las familias eran el destino de US$ 4.041 millones en créditos a junio, por lo que su peso en el total era de 38,2%. Esto supuso un incremento de 8,8% en el monto total frente a diciembre.

Beneficios fiscales a planes de inversión por US$ 58,8:

Con el fin de obtener beneficios fiscales en el marco del régimen de promoción de inversiones, el sector agropecuario presentó al gobierno varios proyectos el primer semestre, de los cuales 25 con un monto asociado de US$ 58,8 millones pasaron el primer filtro para ser aprobados.

Tras ser analizados, esos proyectos fueron recomendados al Poder Ejecutivo por la Comisión de Aplicación de la ley de inversiones (Comap).

Los proyectos fueron por un monto promedio de US$ 2,4 millones. No obstante, el rango fue amplio y los proyectos variaron entre un mínimo de US$ 102.586 y un máximo de US$ 22,7 millones, según los datos a los que accedió El País.

Las áreas específicas de actividad de esos planes de inversión van desde el cultivo de frutas cítricas, molinos arroceros y cría de ganado vacuno hasta la comercialización y acopio de granos e insumos o plantas de almacenaje, prelimpieza y secado de granos.

De los 25 proyectos, dos se recomendaron en enero, uno en febrero, cuatro en marzo, siete en abril, otros siete en mayo y cuatro en junio.

A cambio de las exoneraciones tributarias recibidas, esos proyectos debieron comprometerse a cumplir con diversas metas en los próximos cinco años, en materia de exportaciones o de creación de puestos de trabajo o de inversión en tecnologías más limpias o de innovación.

No obstante, este régimen de promoción de inversiones será modificado y el Ministerio de Economía ya puso a consulta pública los cambios que prevé incorporar en las contrapartidas que solicita. Se busca promover una mejora en la masa salarial y en la capacitación de los trabajadores, así como la incorporación de trabajadores de colectivos más afectados por el desempleo (jóvenes y mujeres).

Por otra parte, el gobierno analiza gravar las extensiones de tierra de más de 2.000 hectáreas, mientras que el Poder Ejecutivo prepara una proyecto de ley para modificar la tributación en el sector, lo que supone cambios al Impuesto a la Enajenación de Bienes Agropecuarios (Imeba).

Fuente: El País

Algarrobo: sombra, madera y carne

CONCEPCION DEL BERMEJO, Chaco.- Hay que ser un cabeza dura o mejor, un vasco cabeza dura como Sebastián De Arriortua para implementar con éxito un proyecto de silvicultura con algarrobo blanco en el oeste del Chaco. Y como no podía ser de otro modo, es en el establecimiento La Posta de los Vascos, ubicado en Concepción del Bermejo a 230 kilómetros de Resistencia, donde de la superficie total de 1095 hectáreas están afectadas las 182 hectáreas forestadas de esta especie nativa que produce una madera de altísima calidad y precio.

Desde hace quince años, a fuerza de prueba y error y sin prisa pero sin pausa, De Arriortua realiza una experiencia que puede ser revolucionaria para el norte argentino. Ver para creer: a principios del invierno se podía observar una alta carga de animales pastoreando una todavía verde pastura subtropical protegida por un techo formado por la copa de los algarrobos. ¿Es ésta una producción a cielo abierto? Parece que dejó de serlo desde el momento en que esta especie de techado vegetal entrega sombra en los veranos de más de cuarenta y cinco grados, y en los inviernos protege a las pasturas de las heladas. Vale tener en cuenta que en las condiciones climáticas extremas del Chaco, a pocos kilómetros de Pampa del Infierno, el bienestar animal es una cuestión decisiva. Un vacuno puede llegar a utilizar del 15% al 20% del consumo para regular la temperatura.



La antigüedad de los lotes forestados con algarrobo en Los Vascos va desde los que ya tienen más de diez años hasta los recién plantados, en medio de un lote laboreado.

Sin interrupción, todos los años se realizaron plantaciones. Las distancias de plantación de 6 metros por 4 metros, por la que se obtiene una densidad de 416 plantas por hectárea, y los trabajos de poda permiten que se pueda trabajar a caballo con la hacienda y que entre la maquinaria agrícola. Los suelos seleccionados para la forestación fueron evidentemente los más degradados con problemas de salinidad y menos aptos para la agricultura.

Además de proveer de sombra, el algarrobo se convierte en un factor activo en la provisión de nutrientes del suelo. Es un gran fijador del nitrógeno del aire por la asociación que se produce entre las bacterias y sus raíces, a lo que hay que agregar la acción de hongos micorríticos que incrementan la absorción de fósforo. Esta fertilización natural y nitrogenada que brindan los algarrobos tiene impacto en la digestibilidad y proteína de las pasturas subtropicales, justo sobre su talón de Aquiles. Se midió de un 12 a un 13% de proteína en esquema silvopastoriles mientras que los Gatton Panic a campo abierto, registraron de un 10 a un 12% de proteína, con caídas al 7- 8% en pasturas de más de siete años. En Los Vascos, debajo del monte de algarrobos, se lograron ganancias diarias que van de los 800 gramos diarios al kilo de septiembre a marzo.

A la contabilidad del algarrobo, además de la madera de extraordinarias características físicas y mecánicas que entrega en los raleos y en el corte final, la leña, el carbón, la sombra y el aporte de nitrógeno recién mencionado hay que agregar dos activos más. En primer lugar, el excelente aprovechamiento del agua de lluvia del sistema, debido a que por la profundidad de las raíces del algarrobo no hay competencia por el agua con la pastura.

En segundo lugar, la producción de chaucha o algarroba que es un alimento extraordinario tanto en energía como en proteína para alimentación del ganado.

Cada algarrobo puede dar de forma muy fluctuante, de 5 a 20 kilos de algarroba por año. Si se multiplica por la cantidad de algarrobos por hectárea (a los diez años la densidad puede estar en las 300 plantas), se llegará a la conclusión de que este sistema se parece también al de un feedlot o engorde a corral a grano.

Sebastián de Arriortúa fue toda su vida un dirigente rural que ahora se desempeña como subsecretario de Ganadería del Chaco. Mantiene a raya la pasión del pionero; tiene un liderazgo indiscutido en la forestación con algarrobo, con la prudencia del productor que arrastra muchas campañas bajo el lomo. "Creo que la estrategia más acertada para producir aquí es la diversificación con sistemas sustentables. Es cierto que en el corto plazo la agricultura tiene mejores márgenes económicos. Pero me animo a pensar que en una serie más larga de años este esquema silvopastoril con algarrobos, además de ser más sustentable que la agricultura, también es más rentable."

La presencia durante la recorrida de Los Vascos de la presidenta del Instituto de Investigaciones Forestales Agropecuarias (IIFA) María Rosa Vargas de Farana, de Carlos Lima, director general del IIFA, Ana María Vasilkoff, ingeniera forestal de la institución y el ingeniero Edgardo Leonhardt del INTA, tiene que ver con el apoyo oficial y el compromiso asumido en este proyecto.

"Está claro que estamos dando los primeros pasos, aprendiendo a domesticar una especie nativa, silvestre, como es el algarrobo blanco, con los métodos tradicionales de la silvicultura", afirma Vasilkoff.

En el Chaco hay una tradición de extracción de madera. La tasa de reposición siempre estuvo por debajo de cualquier parámetro lógico.

"Los primeros agrónomos forestales llegaron a la provincia del Chaco en los años noventa. Hasta ese momento había muy pocos precedentes en reforestación en general y mucho menos con el algarrobo. Pero ahora existe un mayor interés por forestar con especies nativas", agrega María Rosa Vargas de Farana.

De Arriortúa es un convencido de que en la provincia hay que "reforestar y recuperar la masa boscosa y de esta forma tendremos un beneficio de por vida".

La experiencia de años realizada en Los Vascos es la mejor prueba que productividad, renta y ecología no siempre deben estar enfrentados. Ni siquiera en los ambientes más extremos como el oeste chaqueño.

CICLO COMPLETO Y ENGORDE A CORRAL

En Los Vascos se obtienen producciones por hectárea de 300 kilos de carne sobre las 600 hectáreas afectadas a la ganadería. Realizan el ciclo completo y utilizan el engorde a corral como herramienta estratégica.

A la silvicultura con algarrobos no se la debe tomar como una actividad de largo plazo. Por la poca densidad de plantas se pueden intercalar cultivos y hacer agricultura durante los primeros dos o tres años. Además, las podas y raleos producen recuperos desde el sexto año.

Fuente: La Nacion